El Ayuntamiento se reúne con los centros educativos para valorar nuevas acciones para mejorar la ventilación en las aulas del municipio

El Ayuntamiento se reúne con los centros educativos para valorar nuevas acciones para mejorar la ventilación en las aulas del municipio
  • Entre las medidas a adoptar, se ha valorado la instalación de placas de policarbonato en las ventanas, lo que permitiría la entrada de luz y reconducir el aire evitando que los niños reciban las corrientes directamente

Miércoles 13 de enero de 2021. La alcaldesa de Puerto Lumbreras; María Ángeles Túnez, y el concejal de Educación; José Manuel Sánchez, han mantenido esta mañana una reunión telemática con los directores de los colegios e Instituto de Educación Secundaria del municipio así como con técnicos municipales, a fin de valorar nuevas acciones para mejorar las condiciones de ventilación y de calidad del aire en las aulas, y contribuir así a una mayor seguridad y prevención de la COVID-19 en estos espacios cerrados, y a su vez a una mayor comodidad para profesores y alumnos. El Ayuntamiento ha dotado con 215 medidores de CO2 (dióxido de carbono) a todas las aulas de todos los centros educativos de Puerto Lumbreras, que ya están en funcionamiento, y que miden en tiempo real los niveles de CO2 del ambiente, para comprobar si se encuentran dentro de los límites aconsejados por las autoridades sanitarias, o si en algún aula en concreto, es necesario adoptar otras medidas adicionales.

“En este encuentro hemos analizado el funcionamiento de estos dispositivos tras los primeros días, se han ofrecido indicaciones sobre uso a los directores de los centros, y técnicos municipales van a realizar estudios en diferentes aulas de cada centro para determinar las mejores soluciones de cara a mantener una adecuada ventilación y también confort para todos. Los medidores nos proporcionan información fundamental sobre si existe o no una buena ventilación en las aulas y qué pasos dar en cada caso. En este sentido, seguimos escuchando a toda la comunidad educativa para adoptar nuevas decisiones y siempre consensuadas con ellos”, explica la alcaldesa.

Entre las nuevas medidas a adoptar, y teniendo en cuenta que la ventilación natural que proporciona el mantener las ventanas y puertas es insustituible para la prevención de contagios según indican las autoridades sanitarias y los expertos, se ha valorado la instalación de placas de policarbonato en las ventanas, lo que permitiría la entrada de luz y reconducir el aire evitando que los niños reciban las corrientes directamente, así como el cierre parcial de ventanas para poder mantener una temperatura óptima en el aula.

“Seguimos implementando las medidas necesarias para lograr unas aulas lo más seguras posibles frente a la COVID-19, y cumpliendo el compromiso marcado con centros educativos, padres y madres. Estas actuaciones se suman al reciente reparto de 22.000 mascarillas quirúrgicas entre el alumnado, el refuerzo en recursos materiales y humanos para desinfección continua, las labores de mantenimiento, señalización y adaptación de espacios, y la dotación de material de desinfección, protección y prevención del virus, entre otras, que hemos ido realizando desde meses antes del comienzo del curso escolar”, ha señalado María Ángeles Túnez.