Observatorio Astronómico Cabezo de la Jara

Observatorio Astronómico

El Observatorio Astronómico de Cabezo de la Jara se localiza a 7 km de Puerto Lumbreras (Región de Murcia), en el paraje de Cabezo de la Jara junto al Albergue Juvenil y el Centro de Interpretación de la Naturaleza.

Se sitúa en un entorno natural emblemático, en la cumbre del cabezo de mayor altura de los que rodean el albergue (800 msnm), sin interferencias para la contemplación y disfrute del cielo nocturno. Ofrece un entorno adecuado, tanto para los profesionales como para todos aquellos interesados en la astronomía, promoviendo y difundiendo el interés por esta ciencia.

Instalaciones y Equipamiento

 

Telescopio Observatorio

Telescopio Observatorio

El edificio, inaugurado en el año 2001, tiene una superficie superior a los 80 m2. Cuenta con una sala de observación con cúpula desde la que se realiza la observación individual mediante telescopio reflector LX 200 12 de MEADE; un aula de Astronomía con cámaras CCD para fotografía y vídeo así como control por ordenador; y una sala de espera, donde visitantes pueden recibir a través de una pantalla de televisión la imagen directa del telescopio, lo que permite la observación colectiva y por parte de visitantes de movilidad reducida.

Visitas

Las visitas al Observatorio Astronómico están guiadas por miembros de la Agrupación Astronómica de la Región de Murcia. Incluye una charla de introducción sobre aspectos básicos y fundamentos de la astronomía, una observación del cielo a simple vista y de los objetos celestes más importantes a través de telescopio y otros instrumentos disponibles en el Observatorio.

Sendero Astronómico

Sendero Astronómico

Sendero Astronómico

En el entorno del observatorio existe un sendero ecoturístico en el que a lo largo de un recorrido de casi 1500 m de longitud ofrece a los visitantes la posibilidad de visitar un sistema solar representado a escala. El sendero comienza en la subida al observatorio, siendo el punto de partida el Sol. La ruta incorpora además dos relojes solares y uno lunar. A través de señalética y tres miradores conforma una ruta idónea para la observación y para conocer las magnitudes astronómicas, los espacios y los tiempos.